La ventisca

Las ventiscas

Inicio » Geografía Física » Las ventiscas

Una tormenta de nieve puede ocasionar el caos en el tráfico rodado y hacer extremadamente difíciles las actividades extradomiciliarias, sobre todo para los granjeros y otras personas que dependen del buen tiempo. Sin embargo, una ventisca es un fenómeno mucho más violento: combina vientos muy fuertes, temperaturas bajas y fina nieve en polvo que reduce la visibilidad a cero. Las ventiscas de nieve fina han demostrado ser tan mortíferas como un humo afixiante. Algunas personas fallecidas en el transcurso de una ventisca han muerto de asfixia: sus pulmones quedaban obstruidos por la nieve.

Las ventiscas en la historia reciente

Las tormentas de nieve y las ventiscas son habituales en Canadá y en el norte de los Estados Unidos. En el invierno de 1977-78 se registraron 18 de estas graves tormentas en Illinois, causantes de la muerte de 62 personas y de heridas a más de dos mil. Y en marzo de 1888 una ventisca que duró más de sesenta horas enterró la ciudad de Nueva York, dejándola incomunicada con el resto del mundo durante dos días. Una de las peores ventiscas británicas azotó el sudoeste de Inglaterra en 1891, cuando, después de un febrero suave, se instaló un sistema de bajas presiones procedente del golfo de Vizcaya, cayendo la presión rápidamente. El aire cálido cargado de humedad del Atlántico se elevó sobre el aire frío de un fuerte viento que soplaba con dirección este a través del sur de Inglaterra, y descargó su humedad en forma de nieve. Enormes cúmulos de objetos bloquearon las carreteras y líneas de ferrocarril, el viento arrancó los árboles y perecieron miles de animales.

La ventisca y la carretera
La ventisca y la carretera

En países montañosos las tormentas de nieve y las ventiscas pueden generar condiciones tan severas como las árticas y en muchas ocasiones grupos de montañeros y alpinistas se han perdido, a veces con resultados trágicos, debido al desconocimiento del tiempo de montaña. La confusión originada por el viento y la nieve crece debido a la existencia de las condiciones «blancas» que hacen indistinguible el cielo de la tierra y contribuyen a que el caminante pierda todo sentido de orientación.
El lugar donde se ha registrado mayor cantidad de nieve caída en el mundo es el pequeño refugio de Paraíso, en el Parque Nacional de Monte Rainier, al nordeste de los Estados Unidos. En el invierno de 1971-72 se registraron un total de 31 metros de nieve. Las paredes del refugio se han reforzado con grandes vigas internas para evitar que reviente durante el invierno.

Origen de las ventiscas

La nieve que cae cuando hay temperaturas próximas a los 0°C y poco o nada de viento es suave y ligera porque el aire la retiene y muy blanca por la alta proporción de luz incidente que refleja: amontonada en los setos, los tejados y las ramas es un hermoso espectáculo, especialmente si brilla el sol. Por el contrario, la nieve que cae cuando el tiempo es muy frío es seca, pulverulenta y menos propensa a permanecer sobre los salientes. Si la nieve flota en el viento, los cristales se fragmentan, produciendo una masa más compacta. El manto también será menos uniforme, sólo una fina capa en campo abierto, donde el viento es fuerte, pero formando grandes masas compactas al refugio de los obstáculos y los huecos como los dejados por los cortes de las vías.
En las áreas continentales, donde suele haber bajas temperaturas y abundante nieve, ésta es eliminada de las carreteras con grandes máquinas que funcionan como enormes aspiradoras. En las regiones marítimas, sin embargo, las densas nevadas, aunque más insólitas, también son más devastadoras. Se suele censurar a las autoridades por estar mal equipadas, pero el problema es la propia nieve: acostumbra a ser blanda, y la nieve blanda es difícil de eliminar. Las grandes acumulaciones tienen que desenterrarse laboriosamente con máquinas quitanieves o palas mecánicas.Existen varios factores que influyen en el período de tiempo durante el cual la nieve permanece sobre el suelo. Tan pronto como la temperatura supera los 0°C ocurrirá el deshielo que los vientos cálidos o la lluvia acelerarán. Sin embargo, mientras el suelo siga estando congelado, un deshielo rápido supone serios riesgos de inundación. La nieve también puede desaparecer por sublimación, es decir, por evaporación directa desde el estado sólido a vapor, sin pasar por el estado líquido. Ello ocurrirá durante un largo intervalo seco y frío.
El carácter de la nieve empieza a cambiar nada más caer. Si la temperatura del aire está por encima del punto de congelación o si hay sol, la superficie externa de la capa de nieve se derrite algo; luego, cuando la temperatura desciende bajo el punto de congelación por la noche, el agua se vuelve a congelar y la nieve genera una corteza dura pero frágil. Si la nieve persistiese se comprimiría y se mancharía con algas, se teñiría con el polvo atmosférico. En muchas áreas árticas y montañosas es posible que persistan grandes extensiones de nieve durante el verano.

La ventisca y un camión
La ventisca y un camión
¿Te ha sido útil este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos, 5,00 de 5 estrellas